martes, 13 de julio de 2010

Galletas marineras livianas y saborizadas

Una opción liviana y sana para acompañar entradas.

Los panificados no deben ser temidos cuando queremos bajar de peso o mantenernos. Simplemente hay que saber elegirlos y combinarlos.

Cuando hay invitados en casa y nos queremos lucir con una buena entrada es momento de poner a funcionar nuestra capacidad creativa y una buena idea es hacer propios unos ingredientes de la mesa que parecen secundarios pero que no lo son, los panificados.

Ideales para comensales que llevan una dieta equilibrada, las galletitas marineras son bajas en grasa (dado que tienen un tenor graso de menos del 5%) y sirven para acompañar preparaciones con quesos Light y verduras fileteadas. Además, ellas se pueden integrar con semillas que poseen elementos esenciales para nuestro organismo. Veamos de qué se trata… Aquí va la receta:

Ingredientes:
Harina 0000 500 g
Polvo para Hornear 10 g
Mantequilla 20 g o 2 cucharaditas de té de aceite de oliva.
Agua 300 cc
Sal 10 g
Huevo 1

Nota:
La harina 0000 y el polvo de hornear se pueden remplazar por harina leudante.
Si se desea, la harina 0000 también se puede remplazar por harina integral. Las calorías no van a ser menores, simplemente vas a obtener galletitas con más fibra indisoluble y con nutrientes del trigo. Ver más Tips light.
La porción es de no más de 30 gramos de galletitas (4) si estamos en un plan para adelgazar.


Preparación:
En un bols mezclar la harina con el polvo y la sal. Luego integrar la mantequilla y disolver sus granulitos con la mano hasta que queden chiquitos. Agregar el agua y el huevo y unir. Usar un poquito más de harina si es necesario. Amasar enérgicamente unos 10 minutos hasta que la masa este suave. Dividir cuatro bollos para que sea más fácil de estirar.
En esta parte se pueden incluir saborizantes para cada bollito, por ejemplo: semillas de amapola, lino, sésamo, chía, etc., harina de maíz, orégano, albahaca y lo que se le ocurra.
Estirar finitas con un palo de amasar y cortar de la forma que quieran. Colocar en una fuente para horno (no hace falta dejar espacio porque no leudan, solo se inflan) Cocinar a horno mínimo 15 minutos aproximadamente o hasta que las vean doraditas.
Listo! Pero tengan cuidado cuando las sacan del horno porque la tentación de comerlas calentitas es irresistible!!!

Nota de pié de página N°1:
Podemos servirlas en la mesa con preparaciones livianas, por ejemplo:
Una base se queso crema descremado al que se le pueden agregar varios ingredientes frescos como perejil, orégano, albahaca, cilantro, ajo, cebollas varias, granos de pimienta, mostaza, aceitunas, tomates, etc. Las combinaciones que le interesen para que cada comensal se sienta cómodo de servirse con un cuchillo de untar o cuchara.
Espero que las hagan y luego me escriban y me cuenten.

Nota de pié de página N°2:
En España también se las llama pan de barco. Resulta que su origen está en los viajes larguiiisimos que se hacían antes entre continentes y en donde los marineros tenían que proveerse de alimentos que duraran en estado comestible durante mucho tiempo. Es por eso que se crearon estas galletas a las cuales en su cocción se les quita toda la humedad y eso las hace propicias para ser comidas durante un tiempo prolongado. Esto era lo más parecido a un pan que comían los marineros en sus travesías.

9 comentarios:

  1. Muy rico, rico y muy rico!!!!
    Un abrazo desde Chile
    Edith
    La Brujita

    ResponderEliminar
  2. Que buena pagina, gracias por las recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada! gracias a vos por tu comentario. Saludos!

      Eliminar
  3. Muy buena! La voy a poner en práctica!!! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  4. No hay tiempo de leudado en el proceso?

    ResponderEliminar
  5. No hay tiempo de leudado en el proceso?

    ResponderEliminar
  6. Las hice y no me gustaron!

    ResponderEliminar

Gracias! tu comentario es muy importante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...