viernes, 29 de noviembre de 2013

Biografía de Doña Petrona Carrizo de Gandulfo y un talento que hizo historia ¿Descubriste ya el tuyo?

Hoy quiero hablarles de talentos.  Los talentos no siempre se ven de chicos, ni de jóvenes. Nuestro talento se puede materializar durante la vida en diversas maneras. A veces lo descubrimos cuando la necesidad apremia y debemos hacer algo inesperado, otras veces cuando estamos relajados y nos zambullimos al mar del placer de divertirnos. 
Un talento no es un oficio, es una cualidad, es la manera en que hacemos lo que hacemos y nos destacamos. Y, en general, solemos sacarlo a la luz en una actividad que nos gusta, como cocinar. En fin, el talento es esa perla preciosa que todos queremos descubrir y lucir. 
En mis últimos años descubrí que nunca es tarde para hacer brillar nuestro talento porque es la única manera en que vamos a ser felices con lo que hagamos.

Doña Petrona es un ejemplo de mujer que supo reconocer su talento siendo adulta y sacarlo a relucir ante la adversidad de la vida, el sexo, la edad, la época y el mercado. Una mujer que, si bien luego se capacitó, no perdió su sencillez y supo y se abocó a enseñar a todas aquellas mujeres que la necesitaban.

Doña Petrona C. de Gandulfo tenía 36 años en 1932 cuando escribió el libro de cocina considerado “la biblia” en los hogares argentinos por mucho tiempo: "El libro de Doña Petrona". Creo que ni ella era consciente de su talento y de lo que había alcanzado, el primer libro de la cocina popular argentina, a entender de muchos.
Petrona fue pionera de la cocina en la televisión. Desde la época en la que ella lucía sus delantales de ama de casa frente a las cámaras, los programas sobre gastronomía crecieron y se transformaron casi tanto como una torta desde que entra hasta que sale del horno. Cuando las recetas saltaron de las revistas a la pantalla chica la cocina en la televisión era más que un servicio para el ama de casa, era un estilo casi de culto.
Quien tenga entre sus manos el libro de doña Petrona, que lo abra y escuchará su voz santiagueña, mandona y cariñosa de ama de casa con estilo de mujer nacida en un nivel gratamente íntimo, limpio y con buen poder económico. Tanto que cuando señorita dijo una vez: “A la cocina no me llevan ni a escobazos”.


Comparto un recopilado personal de información encontrada en la web sobre la vida de la cocinera argentina. Con esta nota espero el aporte solidario de personas que puedan darme más datos que ayuden a completar su biografía y deseo que pueda ser útil para difundir entre las próximas generaciones.
Hay un sitio web  realizado por sus nietos, Marcela y Alejandro, en homenaje y lleva su nombre tiene fotos, libros y eventos conmemorativos de este siglo. Además de la página de Facebook Petrona C. deGandulfo , también de ellos, que está muy buena para compartir historias de vida y leer recetas.

Biografía de “Doña” Petrona Carrizo de Gandulfo.

Antecedente de libros gastronómicos argentinos escritos por una mujer: Juana ManuelaGorriti "La cocina ecléctica". Tal libro además del valor gastronómico, actualmente tiene un gran valor documental ya que aporta muchas recetas folclóricas argentinas, de otros países latinoamericanos e incluso cocina europea de su época. Los primeros libros de cocina que se publicaron en Argentina, como “La perfecta cocinera argentina” de Teófila Benavente (pseudónimo de Susana Torres de Castex que no podía usar su propio nombre en razón de su estatus social) en 1911 ya iba por su undécima edición, incluían recetas bien francesas sin ni siquiera traducir los nombres –mousse, soufflé, galatinas, arvejas a la Pompadour– entre platos totalmente criollos como el chipá, los tamales y la humita, por lo que nuestras bisabuelas italianas o españolas ya cocinaban platos y recetas francesas. 
Pariente directa del músico, compositor, coreógrafo, escritor santiagueño Oscar Segundo Carrizo.
Nació en La Banda, Santiago del Estero, Argentina en 1896. Fue la penúltima de siete hermanos, precedida por Manuel, Carolina, Carmen y Rosario y antecedente a “Goyo”.
Su infancia transcurrió en la casa de la calle Urquiza, entre Independencia y 24 de Setiembre, en la capital santiagueña y ella siempre recordó en vida sus inicios magros como cocinera, apenas salvados por la dulzura de mamá Clementina que le había enseñado la fórmula para preparar sus sabrosos pasteles de hojaldre.
En 1912, a los 16 años se trasladó a Buenos Aires para probar suerte.
Se casó con Atilio Gandulfo. El romance se generó en el campo, más precisamente en la estancia Quebrachitos, propiedad de don Napoleón Taboada en el departamento Aguirre cuando Petrona era la encargada de cocina que encandiló al porteño Gandulfo administrador de la estancia.
Casados e instalados en la Capital Federal, Gandulfo trabajó como funcionario del Correo Argentino con una existencia anónima e intrascendente hasta que un hecho fortuito modificó los destinos. Una repentina enfermedad lo inhabilitó laboralmente, y ante la eventualidad, Petrona tuvo que asumir un nuevo rol en la pareja, una unión, que dicho sea de paso resultó feliz hasta la muerte del marido años después, sin la bendición de hijos naturales, espacio que llenarían más tarde dos hijos adoptados.
Poco después de casarse consiguió empleo como promotora en la Compañía Primitiva de Gas. Se presentó y le dieron el trabajo junto con otras mujeres para poder promocionar y vender por entonces las novedosas cocinas de gas. Petrona tendría alrededor de 28 o 30 años cuando empezó a tomar sus clases de cocina en la Academia “Le Cordon Blue”, la representación en la Argentina de la famosa escuela de cocina francesa. Allí aprendió a cocinar con el chef Angel Baldi, padre de María Adela Baldi a la que Petrona incluyó entre sus más queridas amigas y a la que llamaba “Chiquita Baldi”. Allí Petrona creaba recetas atractivas que enseñaba como parte de la promoción de ventas mostrando las bondades del nuevo sistema.
La aparición de Doña Petrona en el rol de cocinera mediática, en los años 30, coincidió con el trazado de la red de gas domiciliario en la ciudad de Buenos Aires.
Doña Petrona se pone a cocinar en la vidriera del Bazar Dos Mundos, cadena comercial que pertenecía a la familia Roger Balet, contratada por la Compañía Primitiva de Gas para promover su consumo. Así, la gente veía claramente la practicidad y velocidad de su encendido, y la ausencia total de peligro que había en su uso.
Esas mismas recetas fueron las que se publicaron en la revista “El Hogar”. Ya era considerada como Jefa de Ecónomas. En un acto con público organizado por la revista “El Hogar” mostró por primera vez sus dotes de comunicadora.
Debutó con su audición diaria en Radio Argentina, luego transmitió por Excelsior y por último en Radio El Mundo, por donde Permaneció 25 años.
En 1932 publicó: “El libro de Doña Petrona / 1000 recetas culinarias” por Petrona C. de Gandulfo. Fue parte de la recolección de recetas que enseñaba. El libro cuyos primeros 5000 ejemplares se agotaron en un mes, es considerado uno de los más importantes best-sellers del siglo XX y durante muchos años fue el libro más robado de la Biblioteca Nacional.  Llegó a tener unas 800 páginas y más de 3000 recetas, ya se imprimieron 102 ediciones. Fue traducido a muchos idiomas inclusive al ruso.
Época fiel a la Cocina “Espléndida” donde los platos tenían un despliegue de elementos e ingredientes y eran “para quedar bien” o “para lucirse”.
Debutó en TV en LR3 canal 7 en 1952 en micros llamados “variedades hogareñas” y un año después en el programa “jueves hogareños”. Doña Petrona fue de las primeras en transitar por sus estudios, que estaban entonces en el Palais de Glace.
Ya era una institución y su éxito era masivo, pero dio un mayor impulso en la TV privada. Dos días después de la inauguración de Canal 13, al aire el 3 de octubre de 1960 se emitió "Buenas tardes, mucho gusto" con secciones de cocina, belleza, salud, moda y labores, un nuevo formato televisivo para la mujer. Fue una creación de Pedro Muchnik y permaneció en el aire 22 años con Doña Petrona como una de sus principales protagonistas. Conducido por Anna María Muchnik, una joven muy popular.  En 1961 hizo su aparición Doña Petrona. Siempre fue fiel a sus collares de varias vueltas, sus delantales coloridos y de variados diseños y la infaltable Juanita, su asistente por años.  Trabajaba en vivo en una cocina modesta, que remedaba con fidelidad la de una casa de clase media. Bien peinada “de peluquería”, casi sin maquillaje, vestida como para salir, usaba sobre el vestido un coquetón delantal con volados, como los que se podían comprar en cualquier buena tienda de barrio. Utilizaba pocos utensilios de cocina y las sartenes y cacerolas eran las de uso diario en cualquier casa. Lo más sofisticado que llegó a usar fue una procesadora, que metía tanto ruido que la cocinera debía estar en silencio cuando la ponía en marcha. De voz estentórea, su lenguaje era llano pero muy rico en vocabulario, su acento levemente provinciano resultaba muy simpático y jamás usó términos de la cocina profesional.
El 10 de Diciembre de 1975 la Sra. Petrona C. de Gandulfo y una serie de reconocidas ecónomas fundaron la "Asociación Argentina de Ecónomas y Gastrónomas". Se inicia así la divulgación y aprendizaje del arte culinario. Las actividades desarrolladas en un año por aquellas pioneras trascendieron de tal manera que dio lugar a que la Asociación fuera reconocida oficialmente. Actualmente la Asociación Argentina de Ecónomas y Gastrónomas ofrece cursos gratuitos para aquellas personas que quieren iniciarse en la cocina.
Década del 70, junto al Dr. Cormillot publicó un libro de cocina dietética “Coma bien y adelgace” y allí se podían leer recetas y hacer comidas tales como: “Ensalada de belleza”, “Pescado con yogur”, “Gelatina de frutillas”. También escribió con Cormillot  "El Placer de Comer y Adelgazar".
Publicó también "Las Recetas Económicas de Doña Petrona" (respondiendo a la problemática de su público acerca de incluir ingredientes baratos)
Fue estrella en publicidades y muchísimos productos.
Doña Petrona se supo adaptar a todas las innovaciones de su tiempo: La heladera eléctrica, olla a presión, licuadoras, caldo en cubitos, salsa blanca e polvo, harina leudante, las bebidas dietéticas, los alimentos congelados, la TV a color, etc.
Estilo campechano y divertido. Uso del: ¿No?  Como muletilla. Su frase: “un puema” para definir sus platos.
Platos “kitsch” donde se presentaban llenos de colores y la separación visual era muy importante. Propio de la época.
Precursora de la cocina ante las cámaras y de “trucos” en la transmisión en vivo. Su técnica del espejo en el techo para que se viera en detalle las preparaciones fue muy reconocida.
Alberto Olmedo en el Capitán Piluso la imitaba haciendo comidas imposibles.
Tras la viudez de Gandulfo, volvió a casarse con un sr.  Massuh, agente de bolsa, y la evidente prosperidad la llevó a montar un auténtico marketing empresarial en la oficina de la calle Billinghurst.
Su hijo, Marcelo Francisco Gandulfo, fue su administrador en la última etapa. En su cocina-taller de la calle Billinghurst, en barrio norte, Doña Petrona siguió impartiendo clases ya alejada de la televisión.
A los 87 años todavía fumaba.
Cada mañana y cada tarde mantenía su inalterable ritual de salud: tomar un vaso de whisky on the rocks.
El 6 de febrero de 1992 falleció en su casa de Olivos, Provincia de Buenos Aires. Hasta antes de morir - con 95 años,- fue Juanita quien la cuidó amorosamente. Y una vez que Petrona falleció, y su hijo remató todas sus pertenencias entre sus amigas, colegas y seguidoras, Juanita, silenciosa como siempre había sido, partió a su Formosa natal y murió poco tiempo después.
Sus sucesoras fueron Marta Baines, Emy de Molina, María Adela Baldi, Chichita de Erquiaga, Chola Ferrer, Blanca Cotta y Narda Lepes entre otras.
Su equivalente en Norteamérica fue Julia Child. 1946 la primera trasmisión de “I love to eat” dirigida por James Beard.
En el año 2000 se realizó un homenaje a la ecónoma: “Las 100 mejores recetas de doña Petrona” Por Blanca Cotta y la nieta de Petrona: Alicia Massut. Publicado por Clarín.


¿CUÁL FUE EL LEGADO DE DOÑA PETRONA EN VOS?
Su legado en mí...
fue el Pan Dulce que me enseñó a hacer mi Nona Rosa. Es el que hago todas las navidades. Pueden repasar y ver el paso a paso de la receta en los videos de Youtube de Alex Clark un simpático argentino que es chef y vive en Inglaterra.


Frases de doña Petrona: 
“Ni a escobazos me llevaban a la cocina”
“Para los hombres, la cocina, es una diversión, para las mujeres una obligación y para mí es una pesadilla”.
“Si tuviera la posibilidad de reencarnarme me gustaría ser una hermosa cocina con un buen horno, para hacer buenos platos y excelentes tortas”
“Sin buena cocina... no hay hogar feliz”
“Nunca quise ser otra cosa que ecónoma” 1985
“Siempre me decían que era una creadora cara -dijo, enfatizando la palabra creadora-. Y tenían razón. ¿Qué les va a preparar Doña Petrona? ¿Un guisito de morondanga?”.
“Cuando veía que en la mesa alguien cortaba las empanadas con cuchillo y tenedor -sentenciaba- no era más mi invitado”
“Pero antes el puchero era un plato cotidiano, lo mismo que la comida criolla -decía-. Ahora apenas se sientan a la mesa y ante la fuente ya empiezan a calcular las calorías del chorizo colorado y se desalientan…”
“Cuando yo empecé a trabajar de ecónoma no era bien visto que las mujeres dejaran la casa para ganarse la vida: vivían bajo la sombra protectora del hombre. Mi trabajo no fue por vocación, sino por necesidad de ser independiente.”
“Siempre gané mucha más plata que mis maridos, pero supe ubicarme y darles a cada uno el lugar de señor de la casa”
"Si su esposo es de mentalidad Lenta, dele un poco de mostaza que lo ayudará, y si es de carácter fuerte, prepárele comidas suaves y livianas"
“Una buena ama de casa debe prestarle al comedor toda la atención que merece, pues en ninguna otra habitación como en ella se reflejará tanto su personalidad…”
"...si no se tiene servicio en la casa y no se tiene tiempo de lavar la vajilla, puede guardarse la misma en el horno hasta que se pueda lavar..."


Frases de otros sobre ella:

Publicidad que expresaba: "Las recetas de Doña Petrona ... gustan mucho y cuestan poco!" en abierto reto a un supuesto elitismo, que no fue tal. Así surgieron sus recetas económicas.

Doña Petrona C. de Gandulfo es a la cocina argentina lo que a sus respectivos géneros son Quinquela Martín, El Chúcaro, Canaro y Chuenga. Opusvida, Biografias críticas. 

Sus empanadas santiagueñas alcanzaron a ser tan célebres como las chacareras de los hermanos Abalos o como las termas de Río Hondo. Opusvida, Biografias críticas.

Cuando cansada de tirar huevos y cortarse la mayonesa por quinta vez, al público dijo: "Voy a echar de a poco unas gotas de agua a ver si logro unirla..." Y la mayonesa se salvó.  Blog: La Comunidad de Rantes22. 

Durante los programas en tv la escuche más de una vez tratar severamente a su asistente Juanita, pero después se arrepentía y le decía algo dulce o gracioso para distender el mal momento. Y quién no jugó en la cocina, mientras nuestras mamás hacían la comida de “Juanita”, y hasta un día yo hice de Doña Petrona y mi mamá de Juanita, y entonces usé ese tono severo con mi mamá y ella me dijo, ojo como me tratas que yo no soy Juanita.
Teresa Aversa. La Nación, Archivo de Redacción. Co-Autora del blog: "ElArchivoscopio."


Suelo recordar que Juanita batía a mano sacrificadamente unas claras durante 10 minutos, entonces la reina del delantal a volados le pedía el bowl (ella en su libro escribe "bols", como la ginebra) y miraba el punto del batido y solía decir: "pero Juanita, a esto le falta mucho todavía…" y daba 3 o 4 golpes con el batidor, y agregaba: "ahora sí, mis alumnas, las claras tienen el punto nieve que estamos precisando…". Era una escena que hasta diría que uno esperaba con ansias, por la gracia que tenía toda la situación, aunque se reiterara casi en cada programa.
AlejandroMaglione. La Nación. Viernes 11 de setiembre de 2009. 

"No habrá nadie igual a ella. Petrona hubo una sola, con sus conocimientos del tema, con su modo pedagógico sin bajar línea, con su simpleza. Ella fue una pionera en hacer comida por televisión y también en demostrar que la mujer no está en la vida solo para cocinar. Tanto en sus libros como en la tele daba ideas para que sus seguidoras hicieran también otras cosas. Y eso siempre me pegó mucho"
"Verla trabajar, probar sus exquisiteces, seguirla por la tele y pasar horas con ella me definió la vocación... Para mí es un placer supremo improvisar platos, combinar colores,
Antes de aceptar la propuesta de Esta tarde, Petronita puso una sola condición: "que me dejen hacer cosas para la mujer moderna, la que no tiene tiempo, la que no tiene de todo en la casa, la que no tiene mucha plata”
"No me pierdo casi ningún programa de los que pasan ahora, aunque debo saber todas las recetas de memoria. Ojalá ella haya sabido que me enseñó una de las mejores cosas de la vida: cocinar para los que querés, que es un buen modo de demostrar afecto. Además, la cocina es un lugar de expresión enorme"


Foto extraída de la página oficial de Facebook Doña Petrona C. de Gandulfo 



7 comentarios:

  1. Me trajiste mil recuerdos...yo era muy chiquita allá por los 70 y la veía (televisor blanco y negro) todas las tardes y si, creci viendo a Doña Petrona será por eso que soy tan Susanita? XD muy linda nota

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kitara! si bien yo la ví solamente en Youtube me interesó aprender sobre su vida y sus recetas. Me llevé un pedacito de ella como si me convidara pan dulce. Besos!!

      Eliminar
    2. jajaja Buenísimo Mariela, y felicitaciones por la nota!

      Eliminar
  2. Excelente! Una recopilación de datos impresionante. Te felicito por la dedicación y el tiempo que te ha requerido. Me ha gustado muchísimo leerlo. Un beso grande y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mabel! sí, me llevó mucho tiempo pero me gustó mientras lo hacía. Un beso para vos también.

      Eliminar
  3. He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites los mios http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay, Sudamerica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo visitaré!!! saludos desde Tortuguitas, Buenos Aires!!

      Eliminar

Gracias! tu comentario es muy importante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...