lunes, 27 de abril de 2015

¿Conoces tu consumo de sal?


Un exceso de sodio puede ser perjudicial para tu salud. En COCINA LIGHT te contamos qué alimentos debes evitar y qué hábitos son convenientes que tomes.

El sodio es un mineral que tu cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar correctamente. La sal contiene sodio, el sodio se presenta de manera natural en la mayoría de los alimentos, principalmente como cloruro de sodio, otro nombre que se le da a la sal de mesa.
El consumo excesivo de sal es el principal factor de riesgo de hipertensión en la población. La hipertensión constituye la principal causa de muerte prematura y la segunda de discapacidad por enfermedades no transmisibles como el infarto, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades renales.
La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que la ingesta diaria no supere los 5 gramos de sal (2000 mg de sodio) por día lo que  equivale a 2 gramos de sodio (equivalente al tamaño del blíster de una aspirina).
En la actualidad, factores tales como la disponibilidad, el costo y la variedad de los alimentos en conjunto con las costumbres, los estilos de vida y los hábitos alimentarios han llevado a que en la mayoría de los países el consumo de sal diario por persona exceda ampliamente lo necesario para el organismo. En la Argentina,  según datos del Ministerio de Salud de laNación, el consumo de sal por persona ronda los 12 gr diarios.
El sodio se encuentra naturalmente en pequeñas cantidades en muchos alimentos. Sin embargo la mayoría del sodio que se consume habitualmente proviene de los alimentos procesados o industrializados y alimentos preparados en restaurantes, rotiserías, puestos de comida y deliverys. Sólo una pequeña proporción proviene de la sal agregada en la mesa o al cocinar.
Según el Ministerio de Salud de la Nación, las principales fuentes de ingesta de sal en la Argentina son:
·         Panificados
·         Embutidos
·         Quesos
·         Caldos
·         Productos de copetín o snacks
·         Conservas (enlatados)

Entre los alimentos con alto contenido de sodio se encuentran:

-      Fiambres y embutidos
-      Snack y copetín (como las aceitunas, papas fritas y derivados)
-      Caldos y sopas concentrados.
-      Conservas.
-      Quesos duros.
-      Agua y bebida deportivas.
-      Bebidas y productos light.
-      Manteca y margarina.
-      Aderezos como mayonesa, mostaza, kétchup.
-      Panes, galletitas y productos de panificación.
-      Alimentos y productos industrializados.

http://www.msal.gov.ar/index.php/component/content/article/46-ministerio/466-el-2014-en-numeros


Consejos para reducir el sodio de tu dieta y por lo tanto la posibilidad de complicaciones cardiovasculares


Disminuye progresivamente la cantidad de sal que le agregas a tus comidas en pequeñas cantidades para que el cambio no sea brusco, hasta eliminarlo completamente o reducirlo lo más posible de tu alimentación.

Elimina el salero de la mesa y reemplázalo por hierbas aromáticas o especies.
Consume preferentemente alimentos y comidas caseras y evita la comida comprada en la manera que sea posible.
Elige alimentos bajos en sodio o sin sal. Para ello lee las etiquetas nutricionales de los alimentos para conocer mejor su contenido y poder elegir de mejor manera.
Consume preferentemente frutas y verduras frescas.
Comienza a utilizar diferentes especias y condimentos para condimentar como ser vinagres de vino, aceite de oliva, miel, orégano, ajo, tomillo, laurel, romero, salvia, pimienta, pimentón, perejil, cúrcuma, nuez moscada, jugo de limón, etc de manera que realcen el sabor de las comidas sin la necesidad de agregarles sal.
En caso de comprar frutas o verduras enlatadas escurrir su contenido y lavarlas, al igual que las aceitunas, de esta manera eliminaras gran parte de su sal.

Autora: Antonela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias! tu comentario es muy importante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...